El parámetro Extrusion Multiplier

Uno de los parámetros más importantes a la hora de configurar tu impresora 3D para obtener buenos resultados es el Extrusion Multiplier (o Multiplicador de extrusión). Este parámetro se encarga de especificar a nuestra impresora la velocidad de extrusión del material que estemos utilizando.

De forma predeterminada, el valor de este parámetro es 100%, pero nos encontraremos ocasiones en las cuales deberemos de hacer un ligero ajuste. Bien sea por encima o por debajo de este valor porcentual.

Previamente a efectuar la configuración del Multiplicador de extrusión, es muy importante que verifiques los pasos por milímetro que efectua tu motor. Damos por sentado que esa parte ya la tienes correctamente configurada en la impresora. Sino fuera el caso, deberías de revisarlo antes de proceder a calibrar este parámetro, ya que influye de una manera crucial en su resultado.

 

 

Extrusion Multiplier, todo lo que necesitas saber sobre él

Calibración del Extrusion Multiplier

Antes de ponernos a «trastear» con el Extrusion Multiplier, es importante comprender plenamente su función. Se podría definir como el parámetro que gestiona la cantidad de filamento que sale por nuestra boquilla durante la impresión. Este parámetro nos ofrece la posibilidad de solucionar dos problemas que suelen aparecer. La sobre extrusión (o flujo excesivo) y la sub extrusión (o carencia de flujo).

Caudal total = Multiplicador de flujo en firmware (M221) x Multiplicador de extrusión

El valor del parámetro Multiplicador de Extrusión se representa en porcentajes, 1 sería el 100% (valor estándar), 0,95 sería 95%, etc. Lo más lógico y razonable es utilizar valores comprendidos entre 0,9 y 1,1, aunque en algún caso puedes necesitar valores más altos. Este valor se ha de modificar en unidades muy pequeñas (por ejemplo, +/- 0.05) ya que sus efectos son bastante visibles.

 

 

 

Extrusion Multiplier, todo lo que necesitas saber sobre él

Imprimiendo un cubo de calibración

Una forma muy sencilla de encontrar un valor adecuado para el multiplicador de extrusión es utilizando un simple cubo hueco. De esta forma, una vez impreso, comprobaremos varias veces el espesor de sus caras y tendremos una referencia válida para conocer si estamos extruyendo de más o por el contrario, nos quedamos cortos.

En los siguientes enlaces, podéis descargar algunos cubos del repositorio de Thingiverse:

Lo ideal sería utilizar un calibre específico de espesor, ya que te permitiría medir en diferentes puntos de la pared. Puedes utilizar también un calibre Vernier normal sin problema alguno.

 

 

Imprimiremos el cubo con un espesor de pared de 0,4mm o 0,8mm (o algún valor que conozcamos) y después procederemos a medirlo con el calibre. Puedes encontrar decenas de cubos en Thingiverse, o incluso dibujarlo tu mismo, es muy sencillo. Piensa que cada material y fabricantes operan de forma diferente, así que es recomendable revisarlo periódicamente.

 

Medición del cubo (regla de 3)

Con una simple regla de 3, podemos calcular el multiplicador y ajustarlo para intentar conseguir el espesor deseado. Imagina que hemos impreso un cubo de espesor teórico 0,40mm. Si al medirlo nos diera 0,44mm significaría que hemos extruido un 10% más del material necesario para su impresión. Así que con indicarle 0,9 como multiplicador de extrusión en el software, debería ser suficiente para subsanar la diferencia.

Después de modificar el multiplicador de extrusión es recomendable volver a realizar una segunda impresión, de esta forma verificaremos si se ha corregido o no completamente.

 

 

 

Diámetros de filamentos (Tolerancias)

Otro parámetro a tener en cuenta es el diámetro del filamento. Todos sabemos que existen dos medidas estándar. En el mercado a día de hoy existen filamentos de 1,75mm y de 3mm.

Estos últimos son menos comunes, ya que la mayoría de impresoras actuales utilizan 1,75mm de grosor. Depende del fabricante pueden variar las tolerancias y en lugar de utilizar un filamento de 1,75mm puedes estar utilizando uno de 1,71mm sin tenerlo en cuenta.

A la hora de configurar el diámetro, debes introducir la medida exacta, pudiendo esta variar entre diferentes fabricantes. No todos los fabricantes producen igual, ni todos tienen las mismas tolerancias. Es recomendable hacer siempre mediciones de tus filamentos y ajustar el diámetro exacto en tu software de fileteado.

Para ello puedes utilizar un Calibre o Pie de rey, herramienta imprescindible a la hora de trabajar con impresoras 3D. Piensa que el multiplicador actúa sobre ese valor, así que debes de tener bien configurado ese parámetro.

El software calculará el volumen de impresión utilizando ese diámetro teórico que configuramos, junto con el diámetro de tu boquilla y la velocidad de extrusión (o velocidad de flujo).

Deseamos sinceramente que esta breve introducción al parámetro Multiplicador de extrusión os haya servido de ayuda. No dudéis en dejar vuestros comentarios al final del artículo, ya que nos gustaría que pudierais compartir con todos nosotros vuestras experiencias.

 

Otros artículos de interés,