Manual de PrusaSlicer: Aprendiendo a utilizar este potente fileteador desde cero
Manual de PrusaSlicer: Aprendiendo a utilizar este potente fileteador desde cero

PrusaSlicer: Aprendiendo a utilizar este potente fileteador desde cero

Una de las primeras cosas que debes aprender si acabas de adquirir una impresora 3D es a filetear archivos para luego poder imprimirlos correctamente. Filetear modelos en 3D es una herramienta esencial como todos sabéis a la hora de fabricar nuestras piezas, y sin ella poco podríamos hacer.

Hoy nos gustaría hacer una breve introducción sobre un nuevo fileteador, en concreto el PrusaSlicer. Es cierto que ya lleva algún tiempo en el mercado, pero se está erigiendo como una gran alternativa a tener en cuenta para nuestras impresoras 3D.

Últimamente voy siguiendo el progreso por parte de Josef Prusa y su equipo de programadores y me parece un proyecto bastante interesante y digno de mención. Y lo que más me gusta, que no cesan de lanzar nuevas actualizaciones y mejoras día tras día.

Algo que se agradece, ya que parece ser que el proyecto de Simplify3D tiene algún tipo de dificultad y no hay noticia alguna sobre su posible continuidad (o discontinuidad). Prácticamente no existe ningún tipo de información sobre cuando la nueva versión 5.0 verá la luz ni la cuantía a abonar para la gran masa de usuarios fieles.

No obstante, si deseas aprender a configurar y utilizar Simplify3D puedes encontrar una guía disponible en nuestra página web: Manual de Simplify3D: Todo lo que necesitas saber acerca de él.

Como siempre, recordar que disponemos de una gran comunidad en nuestro canal de Telegram donde compartimos nuestras dudas y experiencias. Si lo deseas, puedes encontrarnos por allí haciendo clic en el siguiente enlace.

 

El fileteador PrusaSlicer

PrusaSlicer, anteriormente denominado Slic3r PE, es un software de código abierto mantenido por la archiconocida empresa Prusa Research. Esta empresa dedica una cantidad ingente de recursos en su desarrollo como alternativa a los fileteadores actuales, y como no, para sus propias máquinas Prusa (FDM y SLA).

Como PrusaSlicer es un software de carácter Open Source, puedes acceder en cualquier momento al repositorio donde se encuentra todo su código fuente (estable e inestable). Para ello utiliza el siguiente enlace de GitHub. No obstante, para las descargas es más recomendable utilizar su página web, donde te indican las nuevas novedades y funciones que van añadiendo.

PrusaSlicer hereda un interface bastante similar al de su predecesor (Slic3r PE), pero bastante más simplificado y fácil de usar.

Si alguna vez has utilizado extensivamente la herramienta Repetier, se te antojará muy familiar, ya que este software también utiliza Slicer como motor de fileteado. Si así es, el aprendizaje será prácticamente inmediato. De hecho, las opciones en lugar de aparecer en nuevas ventanas emergentes, ahora se encuentran en pestañas a tu completa disposición (algo que me molestaba bastante en Repetier).

 

Descarga e instalación

Puedes encontrar PrusaSlicer disponible en su página web en el siguiente enlace de descarga. Al contrario que Simplify3D, y del mismo modo que Repetier, el software es completamente gratuito y sin ningún tipo de licencia.

Otra de las grandes ventajas de PrusaSlicer es que podemos encontrarlo disponible en las 3 principales plataformas de ordenadores: Windows, Mac y Linux. Así que ya no tienes escusa para probarlo 🙂

 

Configurar nuestra impresora (Wizard)

Nada más arrancar por primera vez PrusaSlicer nos aparece un asistente que nos facilitará la configuración de nuestra impresora. Si por un casual dispones de una máquina original Prusa, podrás seleccionarla directamente desde el listado.

En caso contrario deberás indicar las características de tu máquina en los siguientes apartados. No vamos a desgranar pantalla por pantalla, ya que todas son extremadamente intuitivas y completamente en castellano, algo que mucha gente agradecerá.

Simplemente hay que seguir por el Wizard y activar (o escribir) la diferente información que nos sea solicitada en todo momento. Obviamente, cualquier cosa que introduzcas podrá ser modificada posteriormente en caso de equivocación.

En el apartado de impresora customizada, las opciones son muy básicas. Indicar el tipo de firmware (en la mayoría será Marlin), tamaño de la base de impresión, diámetros y como no, temperaturas. Bastante sencillo la verdad.

 

Interface y funciones básicas

El interface que nos propone PrusaSlicer es bastante simple y efectivo. A la izquierda nos presenta en una columna con las opciones de manipulación de objetos más comunes y utilizadas en este tipo de programas. De arriba a abajo son Mover, Escalar, Girar, Colocar en la cara y Cortar.

Y en la parte superior podremos ver diferentes herramientas para gestionar los modelos, como pueden ser Añadir, Eliminar, Organizar, Deshacer, Rehacer y alguno que otro más.

Aquí quisiera hacer un breve inciso sobre dos funciones que me han llamado la atención de manera significativa. Son funciones bien conocidas por todos, pero mejoradas a mi entender. He de confesar que me encanta esa sensación de intentar «rizar el rizo» con cosas ya conocidas. Parece ser que PrusaSlicer no se aplica el dicho de «si funciona, no lo toques!», algo genial para sus usuarios.

La primera función es el típico comando Deshacer/Rehacer. El uso normal es hacer clic en cualquiera de las flechas, como es obvio. Pero si efectuamos encima de alguna de ellas un clic con el botón derecho accederemos al historial por completo y podremos deshacer las operaciones en grupo. Brutal ¿no?

La segunda función que me ha resultado sorprendente es la de apoyar la pieza sobre una cara. Lo normal es que al seleccionarla en otros programas indiques que cara debe tocar nuestra superficie de impresión. Aquí es diferente, ya que PrusaSlicer te proyecta una cara virtual donde seleccionaras donde apoyarla. Va bien si la cara que deseas utilizar es muy reducida y ahorra tiempo.

No es que sea una mejora deslumbrante, pero si da a conocer la disposición del equipo de desarrollo y las ganas de mejorar todo lo posible su herramienta.

El modelo en 3D se visualiza en el centro, como en todos los programas de este tipo, y dispondremos ya de todos los perfiles de impresión, impresoras y filamentos a nuestra derecha (junto con las opciones avanzadas). Más ordenado imposible 🙂

La importación del modelo se efectua simplemente arrastrando la pieza al centro de la ventana. O, como siempre, menú Archivo -> Importar y seleccionar el mismo entre los formatos que acepta PrusaSlicer (los cuales son STL, OBJ, AMF, XML, 3MF y PRUSA).

 

Manipulando tus modelos en 3D

En este aspecto me parece más completo que Simplify3D. Por ejemplo, para poder posicionar un objeto sobre una cara plana en Simplify3D tenías que ir al menú superior «Editar» y buscar esa opción, lo cual te obliga a efectuar dos clics. Para la función «Centrar» lo mismo, otros dos clics. En PrusaSlicer dispones de estas dos funciones completamente a mano y a un solo clic. Créeme, cuando te pasas todo el día preparando piezas para impresión se agradece.

Si, esta claro que todos estos comandos tienen teclas de acceso rápido, pero mi memoria es terrible, y cuando utilizas decenas de programas te pierdes entre ellos. Tenerlo tan a mano para mí es lo ideal. De hecho, hasta Deshacer y Rehacer se encuentran disponibles a un tiro de clic, algo genial también.

Sobra decir que si tienes alguna duda sobre la función de alguno de ellos, simplemente debes posicionar el cursor encima y esperar unos segundos. PrusaSlicer lanzará una ventana y te indicará su función rápidamente.

Por último, caben destacar los vértices (o gizmos) que añade el software para que puedas modificar tus modelos según la función que hayas seleccionado. Haciendo clic y arrastrando desde estos vértices podrás escalar, mover o rotar muy rápidamente, y sin necesidad de indicar valores numéricos a la operación.

Por ejemplo, cuando estamos girando la pieza pulsando en el gizmo, si nuestro cursor se encuentra fuera del diámetro de giro que dibuja el slicer, podremos indicar el radio de giro libremente. Pero si por el contrario tenemos el cursor dentro del radio de giro, utilizaremos unos anclajes que dispone el software, y que nos ayudarán a girar la pieza a intervalos determinados (de 5º o 45º grados).

 

Configurando nuestro fileteador para imprimir

Una vez que importas y posicionas correctamente el modelo (o modelos), simplemente deberás configurar o seleccionar 3 aspectos básicos (y completamente necesarios). Son los siguientes:

  • Configuración de impresión
  • Filamento
  • Impresora

 

Con esto ya configurado o seleccionado, podrás efectuar la laminación sin problema alguno. El tema es dejártelos previamente bien configurados para todas tus necesidades. Después solamente los seleccionas y listo. Os dejo una breve introducción acerca de cada uno de ellos.

No es mi intención detallar exhaustivamente cada uno de los 3 bloques, ya que me llevaría una ingente cantidad de tiempo. Lo mejor es que tu mismo vayas revisándolos poco a poco y adaptándolos a tus necesidades. Por supuesto que si vienes de otro Slicer, prácticamente la mayoría te resultaran familiares.

Manual de PrusaSlicer: Aprendiendo a utilizar este potente fileteador desde cero

Una opción interesante a tener en cuenta, por si te sientes abrumado ante tal cantidad de parámetros, es definir el modo de configuración del PrusaSlicer.

Dispones de 3 opciones: Sencillo, Avanzado y Experto. Elige con el que más cómodo estés simplemente haciendo clic sobre él, verás como se simplifica (o complica) el número de parámetros disponibles a utilizar. Si es tu primera incursión en la impresión 3D selecciona el sencillo y listo.

 

Configuración de impresión (creando perfiles de calidad)

Manual de PrusaSlicer: Aprendiendo a utilizar este potente fileteador desde cero

En PrusaSlicer los perfiles de impresión se ubican en un menú denominado «Configuración de impresión«.

Tal como os comenté en el apartado anterior los podéis encontrar a la derecha siempre visibles, como podéis comprobar en la siguiente imagen.

Manual de PrusaSlicer: Aprendiendo a utilizar este potente fileteador desde ceroYo normalmente no soy muy maniático con este tema (cosa rara en mí), y me suelo crear tres tipos de calidades (baja, media y alta). Como puedes comprobar, no me rompo demasiado los cuernos.

Si bien, luego siempre ando modificando mil cosas, pero para tenerlos como una base, más que suficiente. Ya la configuración queda a tu gusto, pudiéndote crear los que necesites en casa caso.

Para acceder a modificar el perfil actual o crear nuevos perfiles simplemente debes hacer clic en el icono del engranaje que aparece a la derecha y podrás acceder a un menú mucho mas extenso.

En este apartado, verás una columna a la izquierda con los grupos posibles a configurar. El número de ellos dependerá del nivel de configuración que hayas seleccionado (Sencillo, Avanzado o Experto). Navega por cada uno de ellos, familiarízate y déjalos configurados a tu gusto.

Si tienes alguna duda sobre que hace un parámetro, deja el cursor encima del nombre y PrusaSlicer te mostrará una pequeña ayuda. En la mayoría de los casos será más que suficiente.

 

Filamentos

Pasamos a la sección de configuración de filamentos. Como puedes comprobar, la estructura es completamente idéntica. Lo mismo, columna a la izquierda, con los diferentes parámetros a configurar y dependiendo el número del modo que tengamos seleccionado.

Manual de PrusaSlicer: Aprendiendo a utilizar este potente fileteador desde cero

Como puedes comprobar, el número de parámetros a configurar es muy extenso, lo cual nos ofrece un amplio abanico de posibilidades a la hora de imprimir nuestras piezas.

Puedes incluso añadir dependencias a tus filamentos. Esto significa que dependiendo que impresora hayas seleccionado previamente, te dejará utilizarlos o no. También esta disponible para los propios perfiles de impresión, y hasta para condiciones, muy completo la verdad.

Y, como no podía faltar, la opción de añadir código G personalizado. Algo que esta completamente disponible para los 3 grupos de configuración.

 

Impresoras

Manual de PrusaSlicer: Aprendiendo a utilizar este potente fileteador desde cero

Por último tenemos este apartado destinado a seleccionar o configurar la impresora con la que vamos a efectuar nuestras tareas de impresión 3D.

Manual de PrusaSlicer: Aprendiendo a utilizar este potente fileteador desde cero

Si hemos rellenado el Wizard o asistente de configuración inicial, nos debería aquí aparecer ya nuestra impresora previamente configurada.

En caso de que no lo hayamos efectuado, podemos crear una (o varias) impresoras para utilizarlas posteriormente.

Para crear una segunda impresora debes de apretar el icono de un disquete, que se encuentra a la derecha del listado desplegable.

PrusaSlicer copiará el perfil a otro nuevo disponible con el nombre que tú le indiques a la hora de salvarlo.

 

Fileteando nuestros modelos

Una vez determinadas todas las configuraciones y los modelos 3D en nuestra base de impresión, simplemente debemos dar la orden de fileteado. Esta se encuentra en un botón inferior a la derecha. La podrás localizar con el nombre de «Laminar ahora» si dispones del software en castellano.

Tras presionarlo el fileteador comenzará el proceso y en unos segundos/minutos, dependiendo de la complejidad del modelo, nos mostrara la pieza ya preparada con la trayectoria del filamento.

A la derecha, y sin necesidad de ir a ningún otro menú, podremos cortar literalmente la pieza para poder ver como genera los rellenos. O bien iremos bajando el corte por la parte superior, o por la inferior, a gusto del consumidor.

Lo que más me gusta de esta parte es la detalladísima información que nos provee al respecto. Podremos saber la función del filamento que nos muestra según los colores que indica arriba a la izquierda. Y no solo eso, sino que podremos cambiar la vista para mostrar infinidad de parámetros (Altura, velocidad, caudal volumétrico, etc.). Otro punto a su favor, sin duda alguna.

Por último, donde antes se encontraba el botón «Laminar ahora» habrá aparecido «Exportar código G«. Obviamente, pulsaremos para guardar el archivo que subiremos a nuestra máquina y listo. Además, allí mismo PrusaSlicer nos mostrara la cantidad de filamento usado y el tiempo de impresión, funciones imprescindibles para todo fileteador.

 

Algunos de sus puntos fuertes

Estos son algunos de sus puntos fuertes. Obviamente es solo un ejemplo de algunas funciones, existen muchísimas más que podríamos reseñar, y que creo que podrían dar lugar a un nuevo artículo completo.

 

Soporte, correcciones y actualizaciones periódicas

PrusaSlicer es el fileteador oficial de todas las impresoras de filamento y resina de Prusa Research.

Esto implica que Josef y su equipo de programación deben darle un soporte impecable, ya que sus productos lo utilizan a diario.

Así que como puedes imaginar no cesan de lanzar novedades y mejoras continuamente. Solo has de seguir su desarrollo y podrás comprobarlo tu mismo, o simplemente verificar el movimiento en el repositorio GitHub de este software.

 

Soporte nativo para Octoprint

PrusaSlicer ahora es compatible con las funciones avanzadas del servidor Octoprint, lo cual te permite utilizar sus extensiones (o famosos Plugins)

Un claro ejemplo sería enviar archivos utilizando la cola de impresión, o utilizar el complemento de Octoprint CancelObject.

De este mismo precisamente hablamos en nuestro artículo Los 10 plugins de Octoprint más interesantes (y como instalarlos). Tener la posibilidad de cancelar piezas sueltas durante una impresión si alguna te falla, es una opción increíble.

 

Altura de capa variable

Como gran novedad en el último update de este fileteador, se ha añadido la opción de altura de capa variable. Ahora PrusaSlicer te deja elegir la altura de capa que desees dependiendo de la zona de impresión. Para ayudarnos, suavizara la transición entre las zonas de distintas alturas automáticamente.

De esta forma podremos ahorrar un tiempo más que considerable en nuestras impresiones ya que en zonas rectas o con menos detalle podremos aumentar esta altura (y bajarla en las partes más críticas de nuestro modelo). En el vídeo a continuación puedes verlo en acción:

 

 

Guardar proyectos con formato 3MF

El formato STL esta muerto, larga vida al formato 3MF

PrusaSlicer trae soporte nativo para guardar tus proyectos en 3MF, un formato que poco a poco va tomando fuerza.

De esta forma podrás guardar tu trabajo creando un solo archivo que contendrá todos los objetos, ajustes definidos, cambios de color, modificadores e incluso los parámetros.

Prácticamente es una instantánea completa del PrusaSlicer, que podrás cargar cuando desees o compartirla con cualquier otro usuario, el cual recibirá un archivo con exactamente los mismos G-Codes.

De hecho, la comunidad de Prusa lo recomienda como formato estándar a la hora de compartir los archivos o modelos de impresión, intentando dejar atrás el tan famoso formato STL.

Acerca del formato 3MF tenéis disponible un estupendo artículo sobre él en nuestra web, el cual podéis visitarlo en el siguiente enlace: El formato STL esta muerto, larga vida al formato 3MF 

 

Valoración final

PrusaSlicer demuestra ser un fileteador muy potente y con una proyección prometedora. Puedes efectuar la mayoría de funciones que ofrecen otros productos ya disponibles del mercado, sin lugar a dudas. Y en caso de que aun no estén incluidas dudo que tarden mucho en aparecer, teniendo en cuenta los últimos y demoledores updates que presento con sus versiones v2.1 y v2.2.

Desde que lo empiezas a utilizar te da la sensación de que todas y cada una de las herramientas se disponen de una forma intuitiva y de fácil acceso, para facilitar al máximo la experiencia del usuario. En este aspecto aventaja a muchos otros Slicers de largo, ciertamente.

Si que echo en falta alguna función como los soportes en árbol que te ofrece cura, o los multiprocesos tan potentes de Simplify3D, pero realmente ni me quita el sueño, ni los uso a menudo.

Además PrusaSlicer es un proyecto Open Source (algo que me encanta), y completamente gratuito. Solo por eso merece mi soporte y atención. Y que mejor manera de apoyarlo que utilizarlo en tu día a día. Viniendo de quien viene estoy seguro que seguirá deleitándonos con nuevas sorpresas y novedades.

 

 

Espero y deseo que esta breve introducción al fileteador PrusaSlicer te anime a probarlo y darle una oportunidad. Como bien sabes, nunca esta de más disponer de diferentes herramientas con las que trabajar cuando hablamos de impresión 3D.

 

Puedes encontrar otros artículos interesantes dentro de 3DWork.io: