MKS Robin Nano v1.2: Analizando las nuevas placas de 32bits de MakerBase

Desde que empecé a trastear en el mundo de la impresoras 3D, hará unos 4 años si mal no recuerdo, siempre he trabajado con electrónicas de MakerBase. Solamente ha habido una excepción, en la primera impresora que compré y que me introdujo de lleno en este mundo.

Esta impresora, de cuyo nombre no quiero acordarme, montaba una placa propietaria «Made in Spain». En el resto de las máquinas que he diseñado y ensamblado opté directamente por electrónicas de esta marca.

Si os preguntáis el porqué, no sabría decíroslo. Confieso que al principio no tenía muy claro que electrónica utilizar para mis futuros proyectos. Y además tampoco existía una extensa lista de electrónicas disponibles, ya que ciertamente no había tanta oferta como ahora.

Así que para lo que yo necesitaba me decanté por una MKS Gen v1.4, la cual encajaba perfectamente en mis planes. Tras probar 2 placas y sin tener problema alguno con ellas, acabé con unas 8 más en diferentes impresoras, quien lo iba a decir.

La calidad de placa y soldadura me convencía, la distribución de los componentes, el soporte para 5 motores, 3 salidas de 5 voltios disponibles y como no, la «infinita memoria» de la misma eran puntos fuertes a su favor.

No obstante, estas placas están basadas en 8bits y como muchos de vosotros sabéis, las electrónicas están moviendo a marchas forzadas a nuevas arquitecturas de 32bits. Así que como MakerBase es una marca que me genera confianza, me he decidido a probar la reciente MKS Robin Nano v1.2 en una de mis máquinas. Y de paso, como suelo hacer en 3DWork.io, dejar por aquí mi experiencia a la hora de trabajar con ella.

 

 

 

MKS Robin Nano v1.2

Al abrir el paquete que recibí estos días atrás me encontré una placa electrónica bastante más compacta que las de 8 bits de antaño. Ciertamente ahora casi todas las electrónicas que se fabrican se reducen al mínimo posible, eso está claro, pero para mi que vengo de los 8 bits no dejó de sorprenderme.

En una primera inspección visual puedes observar que han eliminado 2 de los 6 conectores para los Endstop (o finales de carrera) que suelen montar habitualmente todas las placas. En concreto los conectores X+ e Y+. Algo que me parece perfecto, ya que yo suelo utilizar 3 de los 6 que tiene mi electrónica. Y sinceramente, creo que con disponer de uno extra libre suficiente.

En su lugar han añadido dos conectores para detección del corte de filamento, que tan de moda están últimamente (y que yo no uso nunca, todo hay que decirlo).

También han separado verticalmente el Termistor de la Heatbed (superficie de impresión) respecto a los Termistor normales (E0 y E1), cosa que agradezco ya que no tienes que recordar cual es cada uno a la hora de pinchar los diferentes cables (como en placas anteriores).

Además, como viene siendo algo bastante habitual en otras placas como las SKR, han añadido conectores específicos para BLTouch/3DTouch. Esto facilita considerablemente la instalación de estos sensores de nivelación con servo. Y si necesitas ayuda para su configuración y modificación en el firmware de Marlin, siempre puedes consultar nuestro artículo Instalar y configurar BLTouch / 3DTouch en Marlin 2.0.x

Por último destacar la posibilidad de instalar un módulo Wifi, basado en ESP12-S, algo que empieza también a ser indispensable en este tipo de electrónicas de 32bits. Por lo demás, lleva el resto de componentes y zócalos comunes para este tipo de placas que soportan extrusión dual (E0 y E1).

 

MKS Robin Nano v1.2 + Touch Screen TFT 3.5″
MKS Robin WiFi module v1.0

 

 

 

Características y especificaciones técnicas

Si nos dirigimos directamente al manual del fabricante, podemos enumerar las siguientes características principales de este producto:

  • Procesador STM32F103VET6 de 32 bits (ARM Cortex M3, 72MHz, 512kB)
  • Compatible con displays MKS Touch Screen TFT24 TFT28 TFT32 TFT35 y TFT43
  • Soporte para módulos WiFi externos (para impresión remota y gestión via móvil)
  • Soporte para la ámplia mayoría de drivers (4998, 8825, 2100, 2208, etc.)
  • Actualización de firwmare a través de SDCard (fácil y rápido)
  • Alimentación de la electrónica a 12V o 24V
  • Posibilidad de personalizar logotipos de arranque, botones, interface y diferentes comandos
  • Placa completamente diseñada para mejorar la disipación del calor
  • Funciones de autoapagado, detección de corte de filamento y reanudación de impresión tras corte de luz disponibles

 

Dimensiones 110 x 84 mm
Distancia agujeros (montaje) 102 x 76 mm
Procesador STM32
Sensores térmicos 3 NTC100K, 1 MAX31855
Input 12V / 24V
5A / 15A
Tipos de máquinas soportadas Cartesianas, Delta, Kossel, Ultimaker, CoreXY, H-BOT, etc.
Software recomendado Cura, Simplify3D, Pronterface, Repetier
Actualizaciones Vía SDCard

 

 

 

Firmware v2.0.0, un gran paso adelante

Uno de los aspectos que más me ha entusiasmado de estas placas es el último update de firmware que MakerBase a dispuesto para sus usuarios. En anteriores pantallas TFT táctiles (TFT28, TFT32, etc.) la posibilidad de configuración y control sobre tu máquina era bastante limitada.

Ciertamente, podías añadir comandos al display TFT, en su archivo de configuración destinado a tal fin, pero no dejaba de ser un parche, con límite de comandos, y muy poca flexibilidad.

Parece ser que MakerBase ha dado un paso adelante con una nueva actualización, la cual añade innumerables opciones de gestión de tu impresora. Ahora puedes acceder a infinidad de parámetros, que antes solo podías acceder modificando y compilando Marlin.

 

 

Este update, en concreto la versión v2.0.0, se añade la posibilidad de gestionar prácticamente la mayoría de las funciones desde el mismo display. Como vosotros sabéis, en 3DWork siempre hemos animado a nuestros lectores a «trastear» con sus impresoras, y hemos redactado bastantes artículos sobre compilar Marlin.

Pero si por falta de necesidad o tiempo no necesitas meterte de lleno con Marlin, ahora ya no es necesario con esta nueva actualización. Algo que realmente será de agradecer para una gran parte de usuarios.

 

 

 

Instalando Firmware original Marlin

Si eres un Maker inquieto como yo siempre puedes instalar el firmware oficial en tu MKS Robin Nano. Desde hace ya algún tiempo, Marlin soporta oficialmente este tipo de pantallas TFT como bien sabrás si sueles efectuar compilaciones.

Estas nuevas pantallas TFT35 disponen de una resolución de 480×320 pixels que no se lleva demasiado bien con el firmware Marlin (de momento). He efectuado compilaciones con Visual Studio Code y luego subido los firmware vía SDCard y el resultado inicial eran pantallazos en blanco.

No obstante, investigando un poco sobre el tema descubrí que el problema es que esa resolución aún no se ha tenido en cuenta oficialmente (espero que en los siguientes updates lo parcheen), pero que con algunas modificaciones en el firmware puede solventar sin problema alguno.

 

 

En este vídeo puedes ver como instalar Marlin 2.x en una placa MKS Robin sin problema alguno. Korbinian Heel, un blogger de internet, las ha hecho funcionar y ha publicado toda la información al respecto en un interesante artículo que puedes visitar en este enlace.

Dentro de su artículo encontrarás un enlace a su repositorio de GitHub, donde puedes descargar el firmware completo. También pone un enlace a los Commits (o modificaciones) que efectuó, por si te interesa indagar mas sobre el tema, disponible en el siguiente enlace.

Obviamente, este firmware se encuentra configurado con los parámetros de su mecánica (una impresora Sapphire Pro), pero puedes editarlo y adaptarlo a tu máquina, como hice yo sin problema alguno tal como puedes ver en el vídeo a continuación.

 

 

¿Que ventajas puede aportarnos esto respecto a los firmware oficiales de MakerBase? Bueno, pues es muy sencillo, disponer de cualquier función disponible de Marlin en el mismo tiempo que sea lanzado un nuevo firmware, sin necesidad de esperar ningún tipo de actualización por parte del fabricante, ¿te parece poco?

En los siguientes días, y si el tiempo me lo permite, quisiera preparar un completo artículo en 3DWork.io sobre como compilar este tipo de firmwares para placas Robin Nano de 32 bits. Y por supuesto, como subirlas a nuestra electrónica, ya que da para un artículo completo. Si te interesa, no dudes en visitarnos periódicamente 🙂

 

 

 

Puntos fuertes de la MKS Robin Nano (y débiles)

Como no, el primero punto fuerte a destacar es la impresionante actualización a la versión v2.0.0 que ha efectuado MakerBase sobre su producto. Normalmente es extraño ver este tipo de actualizaciones tan radicales y es algo de agradecer.

Los fabricantes se limitan a añadir algunas opciones, o correcciones, pero en este caso han incluido prácticamente todos los comandos de gestión, lo cual nos evitará tener que compilar Marlin en caso de modificar algún componente de nuestra impresora o incluso de utilizar el propio archivo de configuración que viene en el firmware propietario de Robin.

También cabe destacar el nuevo conector específico para los BLTouch/3DTouch (o sensores de nivelación con servo). Ciertamente va a facilitar bastante la instalación de estos dispositivos que tanto se utilizan últimamente.

La «experiencia» con las nuevas pantallas TFT35 me resulta muy agradable. Hace algún tiempo tuve la oportunidad de probar las antiguas pantallas TFT32 y no me acababan de convencer. Alguna pulsación me daba la sensación de ser poco precisa. No obstante, en estas nuevas pantallas si que noto que ha habido un salto cualitativo y funcionan realmente bien, como podéis observar en ambos vídeos previos.

Algo que sí que me hubiera gustado añadir en estas MKS Robin Nano es que se pudiera utilizar otros módulos de Wifi más estandar, como las Wemos D1 Mini. Las conexiones son idénticas salvo porque están separadas un poco más las patillas, imposibilitando el uso de estas para aquel que ya tenga alguna por casa (como es mi caso particular). De esta manera evitaríamos tener que adquirir el módulo aparte para poder tener Wifi en nuestra impresora.

Y por último,  algo que empiezo a echar en falta es la de poder encontrar algún conector específico para gestionar la CHAMBER_TEMP (temperatura del habitáculo). Es algo añadido por Marlin desde la versión 2.x en todos sus firmwares y una opción interesante a la hora de imprimir materiales como el ABS (tan problemáticos). Sí, se que hasta la fecha ningún fabricante ha prestado especial interés en esta función, pero… ¿A que estamos esperando? 🙂

 

 

 

Conclusiones finales

Desde que Makerbase irrumpió en el mundo de la impresión 3D se ha caracterizado por ofrecer productos novedosos y de excelente manufactura, y las placas MKS Robin Nano no podían ser menos.

Gracias a sus últimas actualizaciones, Makerbase nos ofrece la mayoría de funciones y parámetros necesarios para gestionar de una manera muy sencilla nuestras impresoras. Y por supuesto sin necesidad de instalar o compilar dificultosos firmwares.

El precio es una de las características que siempre debemos tener en cuenta. En este caso, por menos de 20 euros puedes disponer de la placa electrónica más un enorme display TFT35. No es un precio elevado, teniendo en cuenta la calidad de sus productos, sino bastante competitivo respecto a otros productos del sector.

En definitiva, creo que nos encontramos ante un producto altamente recomendable, asequible y de una gran calidad. Además viendo el soporte que le están dando y que seguirán ofreciendo a los clientes, me parece una gran opción a tener en cuenta, dentro del amplio mercado existente.

 

 

 

Esperamos que el análisis de MKS Robin Nano v1.2: Analizando las nuevas placas de 32bits de MakerBase haya sido de tu interés.

Como siempre, recordaros que disponemos de un canal de trastornados por la impresión 3D en Telegram al que podéis acceder haciendo clic en el siguiente enlace.

 

Otros artículos de interés en 3DWork.io: