Comprar impresora 3D
Comprar impresora 3D

Comprar impresora 3D: Guía imprescindible para comprar tu primera impresora 3D en 2021

Comprar una impresora 3D puede llegar a ser una ardua tarea si careces de experiencia previa con este tipo de herramientas, y estoy completamente seguro que te surgirán cientos de preguntas de todo tipo.

Empezarás a leer palabras «raras» como Nozzle, Marlin o Bowden que serán completamente desconocidas para ti, y ciertamente es interesante conocerlas a la hora de comprar una impresora 3D. Así que me he propuesto realizar este «breve» artículo orientado a usuarios sin ningún tipo de experiencia previa en impresión 3D.

De esta forma, cualquier ávido lector podrá descubrir los aspectos más básicos de este tipo de tecnologías y adquirir algunas nociones que nos servirán para poder elegir una impresora 3D acorde a nuestras necesidades.

Antes de continuar con el artículo me gustaría recordarte como siempre que disponemos de una gran comunidad en nuestro canal de Telegram. Allí solemos compartir todas nuestras dudas y experiencias. Si deseas formar parte de él, no tengas reparo alguno en unirte a nosotros.

 

 

La realidad de las impresoras 3D

Actualiza tu impresora 3D a Marlin 2.x.x con Visual Studio Code y Platform.io

Este es un punto que siempre me gusta destacar a todas las personas que tienen intención de comprar una impresora 3D por afición, o para la producción de piezas y prototipos. Una impresora 3D no funciona siempre a la perfección, no es ni de lejos un electrodoméstico habitual que puedas tener en casa y que funcione el 100% de las veces.

Piensa que la mayoría de los usuarios domésticos están adquiriendo impresoras 3D con precios que oscilan entre los 150 euros y los 350 euros (fabricadas en China).

Como comprenderás, en una impresora 3D que consta de infinidad de piezas mecánicas, la calidad de los componentes en el mejor de los casos será insuficiente. Ciertamente no le puedes exigir demasiado a una máquina en esos rangos de precios.

No obstante, las impresoras 3D plantean problemas sin importar en muchos casos la marca o el coste de la misma. Esta claro que una impresora de gama alta siempre te aportará muchísima mas fiabilidad que la impresora china más barata del mercado. Pero sea la que sea créeme, todas fallan, y debes estar concienciado de que el mantenimiento de tu máquina va a ser vital.

Así que si eres una persona con poca paciencia deberás hacer un pensamiento al respecto y considerar que las impresoras precisan de un mantenimiento habitual, además de los problemas inherentes a la naturaleza de este tipo de tecnologías.

De todas formas te ruego que no mal interpretes mis palabras, ya que simplemente deseo constatar un hecho. No es mi intención disuadirte o sembrar el más mínimo atisbo de duda en tu decisión de comprar una impresora 3D. La impresión 3D es fascinante y a mi en particular me apasiona, y te abre un nuevo mundo de posibilidades.

De hecho yo siempre recomiendo la compra de una impresora 3D. Y estoy tan convencido de ello que tiempo atrás escribí un artículo donde expongo algunas razones. Si estás interesado lo puedes leer en el siguiente enlace: 5 excelentes razones para comprar una impresora 3D

Poder fabricar piezas en pocas horas que antes precisaban de métodos tradicionales como el mecanizado, fundición o inyección era hasta hace poco impensable. Y si en algún momento de tu vida te has dedicado profesionalmente al diseño o fabricación, trabajar con impresoras 3D te ofrecerá una gran libertad y expandirá tu universo laboral.

 

 

Fabricación aditiva: Un poquito de historia

Chuck Hull con la primera impresora 3D, la SLA-1

La fabricación aditiva se podría decir que es como denominamos a todo el conjunto de tecnologías que engloban la impresión 3D. Créeme cuando te digo que es un enfoque completamente transformador que ha revolucionado el panorama actual de fabricación.

Y esto no acaba aquí, sino que este conjunto de tecnologías avanza inexorablemente con nuevas novedades cada día que pasa, una continua evolución ante nuestros ojos.

Al contrario de lo que pueda parecer, no es una tecnología excesivamente reciente. Si bien para la mayoría de la gente resulta algo innovador, sobre todo a la hora de ver una impresora 3D en acción, lo correcto sería ubicar su inicio allá por el año 1981.

 

La primera impresora 3D

Un japonés llamado Hideo Kodama desarrolló un plástico (fotopolímero) que se endurecía al aplicarle una fuente de luz ultravioleta. Con este fascinante descubrimiento se sentó la base de la impresión por estereolitografía y se dio el pistoletazo de salida para la creación de otras tecnologías aditivas similares.

Años después, concretamente en 1984, dos empresas comenzaron ya a presentar diversas patentes alrededor de esta tecnología de impresión 3D (General Electric y 3DSystems). Así que en realidad podríamos afirmar que estos fueron realmente los inicios de la impresión 3D o fabricación aditiva.

Volviendo a nuestra época, descubriremos que existen diversas tecnologías de impresión 3D. De entre todas ellas, dos tecnologías se encuentran más al alcance de los usuarios normales como nosotros (Makers, aficionados y/o docentes). Estas son la impresión con filamentos (tecnología FFF/FDM) y la de impresión con resinas fotopolímeras (tecnologías SLA/DLP/LCD).

Existen además otros tipos de tecnologías de impresión 3D más orientadas a producción de carácter profesional o industrial, pero no creo que sean de especial interés para el objetivo de este artículo.

Si deseas ampliar el espectro y conocerlas puedes encontrar bastante información sobre ellas (o al menos sobre las más importantes) en un artículo que redacté tiempo atrás: Descubre las tecnologías de impresión 3D más importantes del 2021

 

Comprar impresora 3D: ¿Qué tipo de impresora necesito?

Las necesidades de cada usuario pueden ser completamente diferentes, y esto va a marcar el tipo de impresora 3D que debemos elegir y la tecnología de la misma. Nos podemos encontrar un usuario con un perfil más profesional, que precisa de una impresora apta para la impresión con filamentos excesivamente técnicos (PC/ABS, Nylon + Carbon Fiber, PVC, etc.).

O por el contrario podemos tener la necesidad de producir miniaturas de alta definición (calidad) para su venta o posterior uso personal, o simplemente una impresora barata como hobby para fabricar piezas o componentes de aplicaciones propias. Como puedes comprobar se pueden dar numerosos casos.

Cada uno de estos usuarios precisaría de una impresora completamente diferente, y aquí es donde se debe hacer especial hincapié ya que nos encontramos ante la decisión más importante.

Comprar una impresora 3D no apta para el trabajo que precisamos simplemente sería tirar el dinero y no querrás de ningún modo que esto suceda. Por eso es crucial o más bien crítico tener en mente la idea concreta de lo que necesitamos y de lo que tenemos disponible en el mercado.

No deseo complicar la lectura del artículo con despiadados acrónimos de diferentes impresoras 3D y sus tecnologías. Así que nombraré las más comunes que se suelen adquirir para nuestros hogares o para diferentes profesionales (PYMES principalmente) y obviando las de carácter industrial.

 

Impresoras 3D de filamento

Las 10 mejores impresoras 3D baratas del 2019

Las impresoras 3D de filamento son ciertamente las más habituales en el universo «Maker» o de aficionados, y son las que solemos encontrar en nuestros hogares. El concepto es muy simple, se funde un filamento de plástico de 1,75mm (o 3mm) y se empuja hacia una boquilla de latón o acero de tamaño reducido y a muy alta temperatura.

Esta boquilla expulsará el plástico fundido y se desplazará sobre una cama caliente (o superficie de impresión). Literalmente «dibujará» capa a capa la pieza que deseemos producir.

Si nunca has visto el proceso de impresión con filamento, puedes echar un vistazo a este vídeo y te cautivará. Son time-lapses de piezas impresas fotograma a fotograma a cámara rápida, algo digno de ver.

Este tipo de impresora es ideal para adentrarse en este «mundillo» y es apta para todo tipo de usuarios. Desde los más pequeños de la casa, siempre con un poquito de supervisión, hasta cualquier interesado en aprender un poquito sobre el mundo de la impresión 3D.

Puedes fabricar con ella desde piezas funcionales, a juguetes, cerramientos para componentes electrónicos y muchas cosas más. Te pueden ofrecer una calidad bastante alta, siempre y cuando tengas la impresora perfectamente calibrada, pero sin llegar a la definición de una impresora de resina.

Como recomendación os dejo por aquí algunas impresoras 3D de filamento (con sus enlaces respectivos) que existen en el mercado y que cuentan con una amplia comunidad de usuarios.

No es mi intención inundar el artículo con decenas de enlaces a multitud de impresoras 3D, así que simplemente he añadido unas pocas que se han vendido masivamente y son una excelente opción (y económica) para tener en cuenta como tu primera impresora 3D.

Es mi deber comentarte que si decides comprar una impresora 3D utilizando estos enlaces, 3DWork recibirá una pequeña comisión que ayudará a mantener la página web. No te supondrá ningún incremento en el precio final del producto y te estaré muy agradecido.

IMPRESORAS DE FILAMENTO
Creality Ender 3
Creality Ender 3 v2
Artillery Sidewinder X1
Artillery Genius
FLSun Q5
Prusa i3 MK2/MK3/MK3S+

 

Creality Ender 3

Creality Ender 3

Sobre la Creality Ender 3 ciertamente hay poco para escribir que no se haya escrito ya. Dentro del precio que nos ofrece la empresa china Creality en este modelo, que suele rondar los 150 euros o incluso menos, es muy complicado comprar una impresora 3D que pueda hacerle frente.

Si lo que quieres es comprar una impresora 3D lo más económica posible, con una masiva comunidad detrás aportando soporte y que sea fiable mecánicamente hablando, esta sin lugar a duda es tu opción ideal.

Obviamente, como podrás imaginar, los componentes que trae de serie son bastante humildes, empezando con una electrónica algo obsoleta y ruidosa. Pero ello no significa que le impida lograr una excelente calidad de impresión, siempre y cuando la tengamos bien configurada.

Una vez adentrado en este mundo, podrás hacerle infinidad de upgrades y mejoras, las cuales son aportadas por la enorme comunidad de usuarios existente. Sin duda, una gran opción a tener en cuenta.

 

Creality Ender 3 v2

Creality Ender 3 v2

Como bien podrás imaginar, la Creality Ender 3 V2 es una nueva revisión de la masivamente vendida Creality Ender 3. En este modelo Creality ha implementado numerosas actualizaciones y mejoras sobre la gran base que ya tenía de por sí esta impresora.

La Ender 3 V2 mejora de manera considerable la experiencia de usuario. Incluyendo entre otras cosas una nueva electrónica de 32bits, drivers para los motores paso a paso silenciosos, un nuevo display en vertical, reanudación de impresiones tras cortes de luz y algunas otras mejoras más.

Sea cual fuere, Ender 3 y Ender 3 v2 son excelentes opciones para adentrarse en este mundo a un precio asequible para cualquier tipo de bolsillo.

 

Artillery Sidewinder X1

Artillery Sidewinder X1

En el tercer lugar de este breve listado de recomendaciones para comprar una impresora 3D yo añadiría la Artillery Sidewinder X1. Esta marca de impresoras hasta hace poco solo disponía de 2 modelos en su catalogo (Sidewinder X1 y Genius), y recientemente añadió un tercer modelo, la Artillery Hornet.

No obstante, aunque su catálogo es muy limitado, ha sabido interpretar muy bien el nicho de impresoras baratas y ha lanzado dos modelos que nos ofrecen un gran rendimiento respecto a otras máquinas del mercado, la Sidewinder X1 y la Genius.

Si bien suben un poquito el precio respecto a las Creality Ender 3 y Ender 3 V2 en mi opinión son mecánicamente algo superiores a estas. Y si no te importa invertir un poquito más, son una excelente opción a tener en cuenta.

La Artillery Sidewinder X1 nos ofrece una extrusión fiable, una gran superficie de impresión (300x300x400mm) y verla en funcionamiento es una delicia, ya que es completamente silenciosa respecto a otras máquinas del mercado.

Además, como ya viene siendo habitual, incorpora sensor de corte de filamento, recuperación de impresiones tras fallos de energía (cortes de luz), una velocidad máxima de impresión de hasta 150mm/s y una precisión de 50 micras.

 

Artillery Genius

Artillery Genius

Este es otro de los modelos de la empresa Artillery, lanzado principalmente para competir en precio contra un rango de impresoras algo más económicas que la Sidewinder X1. Si bien no dispone de la superficie de impresión de la Sidewinder X1, hereda toda la experiencia adquirida por Artillery en la fabricación de su primer modelo, lo cual me genera muchísima confianza.

La impresora Artillery Genius es algo más pequeña y económica que su hermana mayor, aunque igualmente dispone de una electrónica de 32bits silenciosa, pantalla táctil, sensor de filamentos y detección de corte de energía (luz).

También viene equipada con el famoso sistema de sincronizado Dual Z que traen normalmente las impresoras Artillery y el calentamiento de la cama es extremadamente veloz (unos 130 segundos para alcanzar los 110 grados centígrados).

La instalación es muy sencilla debido a que la máquina viene prácticamente pre-ensamblada y la estructura de aluminio es bastante estable a mi parecer.

 

FLSun Q5

 

FLSun Q5

Me ha parecido interesante añadir una impresora Delta al listado de impresoras 3D recomendadas, en concreto la FLSun Q5. Estas impresoras Delta poseen una cinemática completamente diferente a las que solemos estar acostumbrados a ver, como pueden ser las Prusa, Creality o las Artillery que hemos citado en este artículo.

En las impresoras Delta la cama permanece inmóvil durante todo el proceso de impresión 3D, no desplazándose en el eje Y, y evitando generar inercias innecesarias. Esto nos permite aumentar la velocidad de impresión de nuestra máquina, reduciendo los tiempos considerablemente (y sin pérdida de calidad).

Dispone de tres brazos y cada uno es gestionado por un solo motor paso a paso, que se mueven independientemente para controlar la posición del cabezal de impresión en todo momento.

La impresora FLSun Q5 es una máquina muy económica, apta para principiantes y que ofrece un gran rendimiento para el precio que tiene. Posee una electrónica de 32bits (MKS Robin Nano v1.2), drivers silenciosos (TMC2208) y una pantalla táctil de 2.8″ pulgadas.

 

Original Prusa i3 MK2/MK3/MK3S+

Prusa i3 MK2/MK3/MK3S+

No quería finalizar el listado de impresoras 3D de filamento recomendadas sin hablar de las ampliamente conocidas impresoras del fabricante Josef Prusa. Por si no lo conoces, Josef fué un importante desarrollador dentro del movimiento RepRap y en 2012 lanzó a la venta su propia linea de impresoras, con la marca Prusa3D.

Desde el principio Josef ha ofrecido a la comunidad unas impresoras 3D de una calidad extrema y resultados excepcionales, siempre innovando y actualizando constantemente software y mecánica para mejorar las impresiones y, como no, la experiencia de usuario.

Ahora podemos encontrar en el mercado su última iteración, la Original Prusa MK3S+, que incluye un montón de mejoras respecto a sus predecesoras. Adquirir una Prusa es sinónimo de calidad, y no solo eso. Prusa desarrolla su propio Slicer de código abierto para todas sus máquinas de filamento y resina, que incluye perfiles específicos hasta de materiales, denominado PrusaSlicer.

Adquirir una Prusa MK3S+ es disponer de toda la información posible, software, manuales y por supuesto una extensa comunidad activa detrás de ella. Se podría decir que es una de las impresoras con mejor soporte del mercado, una apuesta completamente segura.

Dispones de todas las características, así como reviews y análisis efectuados sobre ella, en su página web oficial donde puedes consultar todo lo que necesites. Entre sus principales características yo destacaría que dispone de las mejores instrucciones de uso y montaje del mercado, gran capacidad de actualizaciones, impresión con hasta 5 filamentos (MMU2s) y multitud de sensores de todo tipo que te ayudarán a finalizar todas tus impresiones con éxito.

Si bien, el único inconveniente que presenta es un precio bastante más elevado que cualquier impresora china abierta del mercado, pero sinceramente creo que merece la pena. Si tu intención es adquirir una impresora versátil, robusta y que te de el mínimo de problemas posibles (orientada a producción), esta elección sería muy adecuada para tus necesidades.

 

Impresoras 3D de filamento (cerradas)

Maker Ultimate 2: Análisis y funcionamiento de la última impresora de Monoprice

Con vuestro permiso he querido diferenciar las impresoras 3D de filamento abiertas y las cerradas (o completamente encapsuladas). La razón de esta «división» es porque creo que las impresoras 3D encapsuladas nos ofrecen un mejor rendimiento respecto a las típicas impresoras abiertas estilo «Prusa», donde la cama de desplaza sobre el eje Y hacia adelante y hacia detrás.

El simple hecho de desplazar la superficie de impresión genera una infinidad de inercias (o también denominado Ghosting), que afecta directamente a la calidad final de nuestras piezas. Y no solamente eso, sino que además nos ofrecen una rigidez completa respecto a las abiertas y la posibilidad de imprimir con un mayor rango de materiales entre otras cosas.

No por ello las impresoras abiertas dejan de ser una opción interesante, ya que funcionan perfectamente, sobre todo si las vas a utilizar para uso particular (maker, hobby, educación, etc.). Pero si lo que deseas es dar un salto cualitativo, y poder imprimir materiales técnicos como ABS, Nylon, HIPS, Vynil, etc, lo ideal es adquirir una impresora completamente encapsulada para tal propósito.

Ya entrando en este tipo de impresoras, el precio puede rondar desde 300 euros hasta lo que desees gastar, ya que esta categoría engloba impresoras de alto rendimiento que incluso pueden llegar a costar miles de euros. No obstante el mercado actualmente nos ofrece máquinas completamente cerradas a un muy buen precio y con rendimientos excelentes.

Os paso a numerar algunas opciones que creo interesantes a tener en cuenta a la hora de comprar una impresora 3D, por rendimiento y precio, si vuestra intención es adquirir una impresora cerrada:

IMPRESORAS DE FILAMENTO CERRADAS
Anycubic 4MAX Pro 2.0
QIDI TECH X-Plus
QIDI TECH X-Max

 

Anycubic 4MAX Pro 2.0

Anycubic 4MAX Pro 2.0

La empresa china Anycubic, famoso fabricante de impresoras de resina y filamento, nos sorprende de nuevo con una impresora cerrada a un precio realmente espectacular, la Anycubic 4MAX Pro 2.0. Pocas impresoras hay actualmente en el mercado que dispongan de todas las características que esta máquina nos ofrece de serie y su precio sea inferior a 400 euros.

A pesar de ser una impresora cerrada, las cuales normalmente suelen disponer de superficies de impresión de tamaño «moderado», la Anycubic 4MAX Pro 2.0 tiene un volumen de construcción de 270x210x190mm, unas medidas más que suficientes para la mayoría de impresiones.

La estructura es completamente rígida y de metal y, como cabía de esperar, se encuentra protegida por numerosos plásticos inyectados a modo de paneles. Esto le confiere un excelente acabado semiprofesional.

Posee de serie una electrónica de 32bits con drivers silenciosos (Drivers TMC), gran potencia de extrusión con el típico sistema de engranaje doble (doble gear), casquillos de grafito en los ejes Z para mejorar la estabilidad, detector de filamentos, apagado automático y muchas más opciones a tener en cuenta.

Y debido a su facilidad de uso puede ser utilizada por todo tipo de usuarios, desde nóveles hasta avanzados. Realmente una gran máquina a un precio muy competitivo, totalmente recomendable si deseas comprar una impresora 3D para empezar.

 

QIDI Tech X-Plus

QIDI TECH X-Plus

QIDI TECH es otro fabricante de impresoras 3D con bastante bagaje ya en el mundo de la impresión 3D, contando su catálogo con numerosas impresoras de filamento (abiertas y cerradas) y también de impresoras de resina. Esta impresora es otra excelente opción a tener en cuenta, al igual que la Anycubic 4MAX Pro 2.0, aunque su precio es algo superior.

Posee una notable superficie de impresión de 270x200x200mm. Pero entre las características que cabría destacar yo mencionaría que puedes almacenar el filamento dentro del habitáculo de impresión, y su excepcional mecánica en el eje Z. Yo personalmente la utilizo en mi día a día y realmente es un producto excepcional, al menos en mi experiencia de usuario.

Si deseas conocer más información al respecto, te ruego que visites este artículo que escribí hace unas semanas con un exhaustivo análisis de la misma: QIDI TECH X-Plus: Impresión 3D de grado industrial y altas prestaciones para tu escritorio

Otra excelente opción a la hora de comprar una impresora 3D, sin lugar a dudas.

 

QIDI Tech X-Max

QIDI TECH X-Max

La impresora QIDI TECH X-Max, como ya habrás podido imaginar, es la hermana mayor de la QIDI TECH X-Plus. Posee unas características idénticas a su antecesora, con la misma mecánica, sistemas de extrusión y electrónica, pero con una superficie de impresión superior que alcanza los 300x250x300mm.

Aunque son muy similares, he querido destacar la impresora QIDI TECH X-Max primero por la gran versatilidad en lo que a materiales se refiere (PLA, SPLA, ABS, TPE/TPU, PETG, PC, PP, Nylon, Carbon fiber), y segundo por si dentro de tus necesidades esta la de disponer de una mayor superficie de impresión.

Si te interesa conocer al detalle toda la mecánica y demás características generales, te emplazo de nuevo a la lectura del artículo de la QIDI TECH X-Plus en este enlace.

Y si la finalidad es la de comprar una impresora 3D para orientarla a producción semi-profesional, como puede ser un servicio de impresión 3D, esta sería una herramienta ideal a tener a mano.

 

Impresoras 3D de resina (SLA/DLP/MSLA)

Las impresoras de resina son otro tipo de tecnología de impresión 3D existente en el mercado y últimamente están teniendo una muy buena acogida entre usuarios de impresoras de filamento y aficionados (Makers).

Hasta hace bien poco, y aun siendo esta la primera tecnología de impresión 3D que vio la luz, este tipo de tecnología se utilizaba básicamente en ámbitos profesionales o empresariales.

Pero tras la aparición de la impresora de resina Anycubic Photon unos años atrás, los precios se volvieron muy asequibles y muchísimos usuarios de impresión de filamento comenzaron a adquirir máquinas de estas características.

En este tipo de impresoras 3D una fuente de luz ultravioleta (UV) es emitida a través de un LCD que filtra los rayos, dejando pasar solamente la luz necesaria a una cubeta de resina. Esta resina fotopolímera, al recibir la luz, se irá solidificando capa a capa para generar nuestra pieza final.

La principal característica que cabría destacar de estas máquinas es la extrema calidad que pueden ofrecernos, siendo una opción excelente para desarrollar piezas o figuras con altísimo nivel de detalle (haz clic en la imagen para más detalles).

Además, es ampliamente utilizada en joyería y en el ámbito dental, donde una gran precisión es necesaria para la producción de las piezas.

Os dejamos por aquí 3 recomendaciones muy interesantes a la hora de comprar una impresora 3D de resina. Son dos impresoras de tamaño normal y una de gran formato por si precisas de impresiones de gran volumen. Las 3 impresoras disponen de LCD monocromático, el cual dura mucho más que los anteriores LCD al ser más degradados por los rayos UV que emite la lámpara para curar (solidificar las piezas).

No obstante, al ser la degradación muchísimo mayor en impresoras de LCD antiguas, he decidido directamente recomendar solo monocromáticas. Sí, el precio es bastante más reducido en LCDs no monocromáticos pero la vida útil de tu impresora también, así que creo que a día de hoy es mejor optar por una monocroma sin lugar a dudas.

IMPRESORAS DE RESINA
Elegoo Mars 2 Pro
Phrozen Sonic Mini 4K
Anycubic Photon Mono X

 

Elegoo Mars 2 Pro

Elegoo Mars 2 Pro

La Elegoo Mars 2 Pro es el producto más avanzado dentro de la gama de impresoras de resina de la serie Elegoo Mars, siempre hablando de displays LCD de 6 pulgadas. Concretamente su pantalla monocromática es de 6,08 pulgadas y posee una resolución 2K, para lograr una máxima definición en las piezas impresas.

Este tamaño de display le confiere un volumen de impresión de hasta 129x80x160mm. por pieza, una medida muy habitual para las impresoras de 6″ pulgadas del mercado.

Los tiempos de curado en las monocromáticas son muy veloces, si los comparamos con los antiguos displays RGB, llegando a alcanzar los 2 segundos de curado por capa. Algo que agradecerás sin duda alguna si has sido usuario de impresoras de resina con RGB (mucho más lentas en curado).

Dispone también de un filtro de carbón activo, para intentar paliar un poco el fuerte olor que desprenden las resinas, 2 películas FEP de repuesto adicionales y ofrece 1 año de garantía para la impresora y 6 meses para la pantalla LCD 2K (consumible que se va degradando con el uso intensivo).

 

Phrozen Sonic Mini 4K

Phrozen Sonic Mini 4K

Las impresora de resina Phrozen Sonic Mini 4K es la última impresora de 6″ desarrollada por la marca Phrozen y lanzada al mercado recientemente. Las impresoras Phrozen siempre me han dado un muy buen resultado y las tengo entre mis favoritas.

En 3DWork hicimos hace algún tiempo dos análisis de dos modelos anteriores, que puedes consultar si lo deseas en los siguientes enlaces: Sonic Mini y Shuffle XL Lite

Posee algunas características muy similares a la impresora Elegoo Mars 2 Pro, como el volumen de impresión de 130x70x130mm., pero alcanza una resolución de 4K. No obstante, y aunque en teoría es el doble de resolución, no tengo tan claro que podamos observar una mejora considerable en cuanto a términos de calidad se refiere. Siempre he pensado que es algo más comercial que otra cosa, las 2K realmente alcanzan una definición ya de por sí extraordinaria.

Según afirma el fabricante Phrozen, su display monocromo puede llegar a soportar más de 2000 horas de vida útil y como novedad nos ofrece la tecnología ParaLED. Este tipo de tecnología define cómo se aplica la luz UV sobre nuestra pantalla LCD monocroma, siendo lo más paralela posible y aumentando la definición en las piezas (evitando posibles distorsiones).

 

Anycubic Photon Mono X

Anycubic Photon Mono X

Aquí nos encontramos otra impresora de resina del famoso fabricante Anycubic, en concreto el modelo Photon Mono X, pero con un volumen de impresión bastante superior a las dos citadas previamente. En concreto estaríamos hablando de un display LCD de 8,9″ pulgadas.

Obviamente el display es monocromo, permitiéndonos tiempos de curación de 1,5 o 2 segundos respecto a las pantallas RGB que suelen rondar los 5-6 segundos. Además del ahorro considerable de tiempo en impresión de piezas, esta increíble reducción hace posible que el deterioro del display sea inferior y alargue la vida útil de nuestra impresora (hasta 4 veces más).

Este tamaño de display, con resolución 4K de 3840×2400 píxeles, nos ofrece un increíble volumen de impresión de 192x120x250mm., algo envidiable respecto a máquinas de 6″ pulgadas.

Al respecto del hardware, monta dos guías lineales que le ofrecen una gran estabilidad en eje Z, una plataforma de aluminio completamente mecanizada y una gran robustez, necesaria para efectuar impresiones completamente seguras. La exposición de la luz también es paralela, al igual que en el modelo Phrozen Sonic Mini 4K.

 

Componentes de una impresora 3D (filamento)

Si me lo permitís, quisiera enumerar algunos de los componentes más importantes que puedes encontrar en una impresora 3D de filamento. No son todos, ya que hay infinidad de componentes, pero si los principales para entender el funcionamiento básico de este tipo de tecnología a la hora de comprar una impresora 3D.

No quisiera entrar en extremo detalle en cada uno de ellos, ya que no es la intención del artículo, pero si tienes alguna sobre alguno puedes dejarnos un comentario al final del artículo o entrar en nuestro canal de Telegram.

 

Hotend

Esta es la zona más crítica de la impresora 3D, y ciertamente donde la magia aparece ante nuestros ojos. Es el componente, o mejor dicho grupo de componentes, donde la impresora calienta y funde el plástico que el extrusor empujará hacia nuestra superficie de impresión.

Consta de varios componentes claramente diferenciados que nos ayudarán a realizar tal labor, y que pasamos a numerar a continuación. Empezando por la parte final nos encontraremos la boquilla (o Nozzle como se denomina en inglés).

Esta boquilla, de color dorado en la imagen superior, es la que define la «resolución» de nuestra impresora, ya que dependiendo del agujero de la misma obtendremos mayor o menos calidad en nuestras impresiones.

A la hora de comprar una impresora 3D te vas a encontrar boquillas con un orificio de salida de 0,4mm., pero puedes adquirir fácilmente de diámetros inferiores si lo necesitas. Cabe resaltar que a menor tamaño de orificio, mayor tiempo de impresión, ya que estas expulsando una cantidad menor de plástico y vas a necesitar más pasadas sobre la pieza a imprimir.

Si seguimos para arriba en la imagen, verás que la boquilla (o Nozzle) se rosca directamente en un bloque calefactor cuadrado. Este bloque es de suma importancia ya que en él atornillamos la resistencia térmica que funde el plástico y el Termistor (un semiconductor que mide la temperatura del bloque).

Después nos encontraríamos un Barrel (o garganta) que uniría este bloque con un disipador de aluminio a modo de radiador (en la imagen puedes observarlo). Este Barrel esta roscado por ambas partes para facilitar la unión de ambos componentes y por dentro es hueco para que el filamento pueda atravesarlo y llegar hasta la boquilla.

 

Sistema de extrusión

DyzeXtruder Pro: Extrusor de alto rendimiento para entornos profesionales
DyzeXtruder Pro: Extrusor de alto rendimiento para entornos profesionales

El extrusor o sistema de extrusión podríamos definirlo como el componente mecánico que lleva a cabo la tarea de empujar el filamento para fundirlo a través del Hotend para crear nuestras piezas en la superficie de impresión.

Existen infinidad de ellos, y suelen estar compuestos por 1 engranaje contra un rodamiento (o 2 engranajes en el mejor caso), que aprietan el filamento y lo empujan de una manera consistente. No solamente se encargan de empujar, sino también de retraer el mismo filamento, algo también habitual durante el proceso de impresión.

Hay que reseñar en este punto que es un componente de extrema importancia a la hora de comprar una impresora 3D, ya que una buena extrusión estable es vital para conseguir que nuestras piezas tengan calidad. Y ciertamente yo suelo recomendar actualizarlo en impresoras que disponen de extrusores de baja calidad.

Existen principalmente 3 sistemas de extrusión en el mercado. Dos de ellos son utilizados masivamente (Extrusión directa y Bowden), y el tercero de ellos (Remote direct extruder) es algo «experimental» y los reportes sobre su funcionamiento son diversos, aunque nosotros lo mencionaremos en el artículo para tenerlo en mente. Vamos a ello:

 

Extrusión Directa

En los sistemas de extrusión directa el extrusor se suele encontrar prácticamente pegado al Hotend (zona donde se funde el plástico), como puedes ver en la imagen superior. Esto implica que el extrusor y Hotend se instalan juntos en el mismo cabezal y de esta forma el recorrido del filamento será mínimo.

Esta mínima distancia entre ambos componentes nos aporta una serie de ventajas interesantes a la hora de imprimir en 3D. La primera de ellas es que los movimientos del filamento serán siempre más precisos y el empuje tendrá mayor potencia.

Las retracciones, movimientos que siempre debes configurar en tu máquina correctamente, serán mínimas evitando posteriores atascos. Y esto créeme, es algo que a la hora de imprimir filamentos flexibles agradecerás considerablemente. Y por último tendremos menos problemas de «goteos» o también denominado Oozing/Stringing.

Sin embargo, en el otro lado de la moneda, tendremos mucho más peso en nuestro cabezal, lo que influirá en nuestras impresiones con problemas de inercia (si imprimimos en altas velocidades) y posibles vibraciones que afectarán a la calidad de nuestras piezas.

Yo en mis impresoras 3D y en mi Servicio de impresión 3DWork, siempre recomiendo este sistema de extrusión, por la fiabilidad que nos ofrece. Así que si puedes elegir, este sistema de extrusión sería mi recomendación para ti.

 

Sistemas de extrusión integrales

Dentro de los sistemas de extrusión directa, existen algunas opciones de extrusores que yo suelo denominar extrusores integrales, término que me he inventado completamente así que no esperes leerlo por algún otro sitio.

Este tipo de extrusores, además de llevar todos los componentes habituales para empujar filamento, incluyen el Hotend completamente integrado.

Ciertamente hay pocos en el mercado, pero los que hay son bastante compactos si los comparamos con un extrusor + Hotend individuales, y los que he podido utilizar tienen un rendimiento espectacular. Por contra hay que decir que no son económicos, llegando algunos a superar el propio precio de impresoras completas.

No obstante deseaba comentarlos, primero porque conozcáis todas las opciones disponibles y segundo porque en 3DWork realizamos algunos análisis (o Reviews) sobre ellos y que puedes consultar en la tabla de abajo.

Me quedaría pendiente por analizar el extrusor Matrix, aunque os anticipo que me gustó bastante durante las pruebas efectuadas. Así que en cuanto saque un poquito de tiempo prepararé un breve artículo sobre él y lo publicaré.

EXTRUSORES INTEGRALES (HOTEND + EXTRUSOR)
Hemera E3D (Análisis)
DyeXtruder Pro (Análisis)
BIQU H2 (Análisis)
Matrix

 

Extrusión Bowden

En los sistemas de extrusión Bowden, el motor y los engranajes que empujan el filamento se encuentran fuera del cabezal de impresión y el filamento es empujado remotamente y guiado a través de un tubo de teflón hacia el Hotend (donde se funde el filamento).

Es un sistema un poquito menos fiable que el extrusor directo, ya que añadimos más componentes susceptibles de fallos al sistema de extrusión. No obstante, muchos usuarios y fabricantes desean «liberar» el cabezal de impresión del peso del motor y los engranajes para obtener mayores velocidades de impresión sin posibles artefactos (pérdida de calidad), y optan por este sistema.

Las principales ventajas que nos ofrece este sistema de extrusión son el peso que quitamos del cabezal, permitiéndonos aumentar velocidades y aceleraciones durante el proceso de impresión y eliminar también posibles vibraciones del mismo.

Por contra deberás aumentar las retracciones, tendrás mayor posibilidad de atascos y «goteos» de plástico (Oozing/Stringing), mayor dificultad a la hora de trabajar con filamentos flexibles y reacciones más lentas a la hora de empujar/retraer filamentos (con sus correspondientes pérdidas de calidad).

 

Extrusión Remote Direct Drive

Y llegamos al último sistema de extrusión disponible en el mercado. No obstante, me gustaría incidir en que solamente he visto muy pocos extrusores comerciales de este tipo a la venta (Flex3DriveZesty Nimble), y algunos proyectos interesantes en Thingiverse al respecto.

Con esto te quiero decir que es un sistema de extrusión completamente experimental y que obviamente no recomiendo, pero me apetecía exponerlo en el artículo ya que es otra alternativa de extrusión disponible.

Tiempo atrás adquirí en Aliexpress los componentes necesarios para fabricar uno y realizar un artículo, pero tras leer algunos Feedbacks no excesivamente positivos, aparqué el proyecto y me prometí reanudarlo más adelante cuando estuvieran más optimizados.

En teoría este sistema de extrusión reúne lo mejor de la extrusión directa y Bowden, ¿suena bien no? El motor extrusor se encuentra fuera del cabezal no añadiendo peso al mismo, y el sistema de engranajes de empuje se encuentran directamente en el cabezal, justo a la entrada de nuestro Hotend.

El truco esta en llevar una sirga desde el motor a los engranajes que transfieren el giro del motor a los engranajes, y estos mismos empujan el filamento hacia su destino final. No obstante, estas sirgas flexibles que transmiten el giro tienen cierta «tolerancia» así que la trasmisión no es del todo precisa como debería ser.

No obstante, el número modelos disponibles han aumentado desde que yo tuve constancia de su existencia, así que entiendo que la calidad de los mismos habrá mejorado considerablemente, no tengo la menor duda.

 

Superficie de impresión (Heatbed)

QIDI TECH X-Plus
Superficie de extrusión: Impresora QIDI TECH X-Plus

La superficie de impresión, como bien podrás imaginar, es la zona de la impresora donde se deposita el plástico fundido y se crea la pieza lentamente capa a capa. Dependiendo del tamaño de la misma podremos generar objetos mayores o menores y nunca nuestra boquilla deberá imprimir más allá de los límites de la misma.

Las camas (o superficies de impresión) suelen ser calefactables, permitiendo ponerlas a una determinada temperatura que puede alcanzar los 100ºC grados para impresoras de filamento domésticas, y hasta 120ºC si nos vamos a impresoras semi-profesionales.

La temperatura correcta para una impresión 3D la va a determinar el material o filamento que vamos a utilizar, teniendo cada uno de ellos un rango de temperatura óptimo y que siempre nos suele facilitar el fabricante. Esto nos va a permitir tener mucha mayor adherencia de las piezas durante el proceso de impresión y evitar el tan temido problema de Warping.

Si desconoces qué es el Warping, te recomiendo encarecidamente que leas este artículo que redacté tiempo atrás: Warping: Guía completa para eliminarlo definitivamente de tus impresiones 3D

Las camas calefactables también cumplen una función muy importante al mantener las piezas a una temperatura estable, sobre todo si nuestras impresoras disponen de un cerramiento completo.

Existen algunas impresoras sin cama calefactable, son aptas para imprimir filamento PLA (el más común), pero yo personalmente descartaría cualquier impresora 3D que tuvieras en mente adquirir si no dispone de cama calefactable.

 

Placa electrónica y drivers

En 3DWork disponemos de numerosos artículos sobre diferentes electrónicas disponibles para nuestras impresoras 3D. No obstante, al ser esta una guía de iniciación para comprar tu primera impresora 3D, estos artículos serán algo avanzados para ti en un principio, aunque no menos interesantes de leer.

Lo básico que te recomendaría revisar antes de adquirir tu nueva impresora 3D, es que la electrónica fuera de 32bits (microprocesador) y viniera equipada con drivers TMC. Antes las impresoras operaban la mayoría con placas de 8bits, y son perfectamente válidas en realidad. Pero ya desde algún tiempo, las de 32bits les han comido el terreno y viene siendo lo común en todas las nuevas impresoras 3D que nos ofrecen la mayoría de fabricantes.

La electrónica es el cerebro de la impresora, es quien va a gestionar todos los componentes de la misma. Desde la cinemática y los motores, a los cálculos de los movimientos o desplazamientos, las temperaturas del fusor y la cama, etc.

Y una vez determinada que tu impresora posee una electrónica de 32bits, asegúrate (si el presupuesto te lo permite) que trae consigo drivers TMC (Trinamic). Estos drivers son unas «plaquitas» diminutas que se encargan de gestionar los motores y sus desplazamientos de una forma óptima y precisa.

De igual medida estos drivers TMC influyen en la calidad de las piezas, así como en movimientos más suaves de nuestra impresora. Y una de sus mejores características es que son silenciosos, algo que agradecerás si trabajas al lado de tu impresora 3D.

Puedes encontrar información exhaustiva sobre este tipo de drivers en el siguiente artículo que escribí tiempo atrás y del cual te recomiendo su lectura: Drivers TMC: Descubre los mejores drivers para impresión 3D y sus tecnologías disponibles

 

Motores paso a paso

Los motores son los encargados de realizar todos los movimientos de nuestra impresora, en los 3 ejes de la misma (X, Y y Z) y en nuestro extrusor que empuja el filamento. Son dispositivos electromagnéticos que convierten pulsos eléctricos en desplazamientos angulares (giros de motor).

Son ideales para aplicaciones que necesitan realizar movimientos extraordinariamente precisos, como nuestras impresoras 3D. Si lo abres, como en la imagen superior, podrás observar un rotor con cierto número de imanes y bobinas excitadoras.

Lo normal en nuestras impresoras es disponer de 4 o 5 motores en principio, para las tareas de movimientos (cinemática) y de extrusión de material (filamento). No obstante, si dispones de extrusión múltiple (más de un filamento) el número puede aumentar considerablemente.

 

Componentes de una impresora 3D (resina)

Análisis sobre la impresora de resina Phrozen Sonic Mini (Review)
Impresora de resina Phrozen Sonic Mini (Review)

Las impresoras de resina son infinitamente más sencillas que las de filamento, ya que solo disponen de un eje y un motor para su funcionamiento (mecánicamente hablando). Esto resulta en un manejo menos complicado, pudiendo empezar a sacar piezas pocas horas después de haber adquirido una.

Realmente se precisa más de un aprendizaje a la hora de posicionar las piezas en el software de fileteado (Slicer) y en como poner los soportes necesarios correctamente, que en el propio manejo de la misma. No obstante, esto como todo en la vida, mejorará con nuestra experiencia.

Como componentes principales yo destacaría el tipo de pantalla LCD, el cual va a definir directamente nuestro volumen de impresión y que ahora recomendaría adquirir solo de tipo monocromático (y no RGB). La lámpara de luz ultravioleta (UV), que proyectará la luz sobre la pantalla LCD y el eje Z junto a su mecánica (muy importante que sea lo más robusto posible).

Por lo demás, la electrónica es difícil saber cual viene montada de serie en las impresoras de resina comerciales, aunque la gran mayoría son electrónicas Chitu, las cuales operan realmente bien. Y por último un elemento común a todas ellas, la cubeta donde depositamos la resina, que no tiene misterio alguno.

 

Materiales de impresión (filamento y resina)

Los mejores filamentos de impresión 3D en 2019

Las impresoras 3D de filamento y de resina puede operar con una infinidad de materiales plásticos para producir sus piezas, sobre todo las de filamentos. Y la elección del material es de suma importancia, máxime si las piezas impresas van a ser utilizadas en aplicaciones mecánicas o a la intemperie.

Explicar todos y cada uno de los distintos materiales nos llevaría un artículo entero, así que os dejo por aquí una guía para filamentos de impresión 3D que redacté tiempo atrás, y donde se explican pormenorizadamente los filamentos 3D más comunes y sus posibles aplicaciones: Guía definitiva de filamentos 3D para tu impresora (propiedades, parámetros, fabricantes, etc.)

Sobre las diferentes resinas fotopolímeras existentes en el mercado, veremos que no hay tanta variedad al respecto en lo que a propiedades mecánicas se refiere. Se pueden adquirir resinas fotopolímeras normales (muy frágiles), resinas ABS-Like que son más resistentes mecánicamente, resinas castables para joyería y algunas con propiedades elásticas. Pero básicamente, y a nivel de usuario doméstico, no hay mucho más donde elegir.

 

Conceptos erróneos sobre impresión 3D

Conceptos erróneos sobre la impresión 3D

Existen algunas ideas, o mejor dicho conceptos preestablecidos, sobre la impresión 3D que podríamos afirmar que no son del todo ciertos. También escribí un articulo interesante sobre este tema, lo tienes en este enlace disponible para su lectura: Algunos conceptos erróneos sobre la impresión 3D

No obstante, echando un vistazo atrás en el tiempo, es probable que alguno de ellos pueda cambiar en un futuro no tan lejano, quién sabe. Espero que pueda resultar una lectura amena y despierte tu interés.

 

Y bueno, creo que esto es todo por hoy. Te pido disculpas si me he ido «demasiado» por las ramas. Tengo presente que me habré dejado muchas cosas de explicar por el camino, así que si tienes alguna consulta te animo a que utilices la sección de comentarios al final del artículo.

Espero sinceramente que este artículo haya podido ser de tu agrado y te resulte de utilidad a la hora de comprar tu impresora 3D y adentrarte en este apasionante mundo.

 

No dudes en leer otros artículos interesantes en 3DWork: